Chica tomando fotografía con un smartphone

Grabar un corto con un Smartphone, ventajas e inconvenientes

Grabar un cortometraje con un Smartphone.

Ventajas e inconvenientes de grabar vídeo con un smartphone.

La mejor cámara es aquella que siempre llevamos con nosotros, los smartphones cada vez más se han estado utilizando para grabar vídeo e incluso hay personas que los están utilizando para grabar sus cortometrajes, y es que quizás no todo el mundo tenga una cámara profesional, pero si todo el mundo tiene un smartphone y en muchos casos es más que suficiente para grabar nuestro cortometraje. Aun así a nadie se le escapa que grabar con un smartphone no es lo mismo que con una reflex o con red epic, es por esto que hoy vamos a hablar de las ventajas e inconvenientes de grabar con ellos.

Ventajas

Siempre disponible.

Como mencionamos en el párrafo introductorio el smartphone siempre está con nosotros, permitiéndonos captar imágenes en momentos únicos.

Como tal si consideramos un smartphone como una cámara ésta sería una realmente ligera y portátil, y como actualmente es un objeto indispensable en nuestras vidas lo llevamos con nosotros todo el tiempo lo que lo convierte probablemente en la cámara que más usamos. 

Precio.

Un móvil es una inversión que en muchos casos se considera indispensable con el objetivo de estar comunicados, por lo que nos puede ahorrar (al menos al principio) la necesidad de comprar una cámara para grabar nuestro cortometraje.

4K.

Si necesitas sacar una resolución para tu grabación de 4k es más probable que la obtengas en un smartphone que en una cámara del mismo precio, hoy en día prácticamente cualquier móvil de gama media alta (450 € en adelante) cuenta con grabación mínimo FullHD y muchos ya con 4k (o UHD)  mientras que cámaras profesionales que graben en 4k tenemos que ir a la gama media alta actualmente y son mas costosa. 

Slow Motion.

Al igual que ocurre con la resolución, los móviles son capaces de grabar en cámara lenta por un menor precio que una reflex al uso, muchos de ellos graban a 120FPS en FullHD o 240FPS en HDReady así que si esta característica es fundamental para contar tu historia, los móviles cuentan con una ventaja.

Todo en uno.

Con un móvil no necesitas comprar objetivos y también cuenta con su propio micrófono, por otro lado ya tenemos la capacidad de realizar edición de vídeo en ellos y hasta corrección de color (ambas desde mi punto de vista bastante limitadas).

Es posible que con solo el móvil grabemos la imagen, el sonido, lo editemos y por último lo publiquemos.

Las desventajas están centradas en el aspecto técnico ya que como vemos un smartphone puede ser realmente conveniente sin embargo es una herramienta bastante limitada a la hora de trabajar con ella. 

Inconvenientes

Apertura fija.

Quizás no lo sepas pero los objetivos de la cámara de los móviles tienen la apertura fija, es decir que no podemos variar el diafragma del objetivo.

Para mi ésta es la mayor desventaja de todas porque conlleva una serie de limitaciones artísticas y técnicas muy importantes:

  • El control de la luz: al no poder modificar el diafragma nos obliga a controlar la luz con el tiempo de obturación y la sensibilidad ISO. Lo que nos limita dramáticamente, como alguno de vosotros sabrá, cuando grabamos vídeo el tiempo de obturación no se suele mover por varios motivos:
    1. El primero es que usamos un tiempo de obturación que se sincronice con la frecuencia de la luz de nuestra región (50hz o 60hz) y de ésta forma evitamos el molesto parpadeo de las luces artificiales.
    2. El segundo motivo se corresponde con un aspecto más artístico: Nuestra visión está acostumbrada a que el tiempo de obturación sea el doble de la tasa de cuadros por segundo, ya que ésto crea un desenfoque de movimiento en la imagen al que estamos acostumbrados porque lo hemos estado viendo desde la creación del cine, el hecho de tener que controlar la luz con el tiempo de obturación nos obliga a cambiar esta proporción, lo que nos da una sensación de que la imagen va por saltos, que es "irreal" o que todo está demasiado definido.
  • Escaso control de la profundidad de campo: El diafragma es el control físico que controla la profundidad de campo, sin él lo único que podemos hacer para variar la profundidad de campo es acercar o alejar al sujeto de la cámara.

Codec de compresión.

Antes comentamos que los móviles son de los primeros dispositivos en integrar grabación 4K y Slow Motion, sin embargo los fabricantes de móviles no están interesados en preservar la máxima calidad de las grabaciones, sino en optimizar el espacio que ocupan en la memoria del dispositivo, es por eso que los codecs de compresión de los móviles son mucho más agresivos y con menos bitrate que las cámaras profesionales, como resultado procesos de postproducción se ven comprometidos como por ejemplo la corrección y gradación de color, ya que al tener la imágen tan comprimida es muy difícil realizar ajustes grandes en la imágen sin dañar su calidad por completo. Por otra parte que tenga menos bitrate, en general, hace que la imagen tenga menos detalle y se comporte peor con imágenes en movimiento. Al fin y al cabo no es lo mismo el 4k de un iPhone que el 4k de una Panasonic GH5.

Tamaño del sensor.

Los móviles integran un sensor realmente pequeño comparado con un Full Frame o incluso con una cámara Micro 4/3, como resultado tenemos varias limitaciones más:

  • Profundidad de campo: No solo la falta de apertura afecta a la profundidad de campo, sino que como el sensor del móvil es tan pequeño la profundidad de campo es siempre enorme, ideal para paisajes por ejemplo pero un serio problema si queremos hacer un desenfoque selectivo.
  • "Low Light" Grabación nocturna: Al tener el sensor tan pequeño los captores del sensor son muy pequeños también comprometiendo la sensibilidad de la cámara, si ya es difícil grabar con una reflex en condiciones de poca luz, con un móvil es todo un reto, sin embargo no hay que olvidar que debemos iluminar bien de todas formas si es que queremos que nuestro corto se vea bien.

Rango Dinámico.

Comparado con una cámara profesional el rango dinámico de un smartphone es mucho más limitado, como consecuencia por ejemplo a la hora de grabar un paisaje con mucho contraste, (cielo muy luminoso y tierra en sombra por ejemplo) será imposible mantener ambas partes de la imágen bien expuestas, otra vez, la única forma de solucionar este inconveniente es iluminar muy bien la escena, disminuyendo en contraste de la imagen.

Focal fija.

Hasta ahora no hay muchos móviles con Zoom (salvo algunas rarezas) y mucho menos smartphones con objetivos intercambiables, por lo que solo tenemos disponible una focal, un punto de vista único, aunque esto podemos solucionarlo con accesorios como objetivos que se ponen por delante del objetivo original, sin embargo esto reduce la calidad óptica del objetivo original y solo accesorios realmente caros logran que la pérdida de la calidad sea pequeña. Un ejemplo muy barato de éstos objetivos son los Neewer 3 en 1 que analizamos en éste artículo.

Soluciones

¿Como podemos solucionar los problemas y grabar un buen corto con nuestro smartphone?

Como hemos visto en los inconvenientes muchos de los problemas de grabar con nuestro móvil un corto se solucionan con una buena iluminación. Si iluminamos la escena y tenemos control sobre la potencia de la luz, podemos solucionar los problemas de rango dinámico y control de la exposición por el obturador.

Por otro lado hay accesorios como por ejemplo los objetivos que se ponen delante de la cámara que nos permiten obtener nuevos puntos de vista, como un gran angular, o un ojo de pez, incluso hay objetivos anamórficos que combinado con la aplicación adecuada nos permiten grabar en anamórfico con nuestro smartphone (realmente impresionante).

Sin embargo el tema de la compresión no podemos evitarlo, la única solución es obtener en cámara la imagen lo más cercana al resultado final, de forma que no tengamos que realizar muchos cambios en postproducción, aun así, hace unos años los moviles solo tomaban fotos en jpg y ahora son capaces de tomar fotos en RAW quizás en algún futuro veamos móviles con un mejor codec de compresión para vídeo.

Por último no hay que olvidar que es más importante una buena idea y el conocimiento de nuestras herramientas que comprar una buena cámara, si tienes una idea no te quedes sin producirla por falta de medios, quizás el smartphone es tu única cámara disponible, así que espero que este artículo te ayude a tener en cuenta como trabajar con él y obtener un buen resultado.

Juan Pablo Amador

Máster en Cine y Televisión por la Universidad Carlos III de Madrid.
Comunicador Audiovisual por la Universidad de Salamanca.
Técnico Superior de Sonido, apasionado por la música la fotografía y el audiovisual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *