¿Qué es un room tone? Por qué y cómo grabarlo.

¿Qué es un Room Tone?, por qué y cómo grabarlo.

¿Qué es un Room Tone?

Un “Room Tone” o “presence” es la grabación del sonido característico de un lugar, mientras éste se encuentra en silencio, no lo debemos confundir con el ambiente, ya que el ambiente es la atmósfera sonora que se crea de un determinado espacio, y no el silencio del mismo.

Un Room Tone desde un punto de vista práctico lo forma la interacción del espacio en donde grabamos con el propio micrófono, el ruido que exista tanto en la localización como en los aparatos electrónicos utilizados para su grabación. Por lo tanto si cambiamos de posicion nuestro micrófono tendremos un room tone diferente, al igual que si cambiamos de aparatos para grabarlo, por ejemplo otro micrófono, otros previos etc.

¿Por qué grabar un Room Tone?

La importancia del room tone se muestra a la hora de editar los diálogos de cualquier escena, durante el proceso de edición tendremos que hacer frente a cambios de plano en una conversación, el montador de vídeo normalmente creará una escena de diálogo montada plano contraplano, en esta situación como mínimo tendremos que usar dos tomas de sonido (una por personaje al menos) para que los diálogos estén sincronizados, al realizar la edición del diálogo nos podemos encontrar con espacios de silencio, o diferencias en el perfil de ruido de cada toma, creando una indeseable distracción para el espectador ya que se notara la edición y el cambio de toma, en éste caso podemos limpiar el ruido de una de las dos tomas y añadir el room tone de la otra, de esta manera el cambio de plano (y por tanto de toma) es mucho más imperceptible.

Otra situación en la que nos puede hacer falta el room tone es cuando en la toma tenemos ruidos indeseados en espacios en los que debería haber “silencio”, un golpe antes de que el actor hable o un coche pasando son algunos ejemplos típicos, en este caso en edición normalmente cortamos dicho ruido y añadimos el room tone para reemplazar el espacio sin sonido que nos ha quedado consecuencia de la edición, de esta forma el corte no se percibe.

¿Cómo grabar un Room Tone?

Teniendo en cuenta la información anterior, la forma más fácil de grabar un room tone es dejando unos segundos de silencio antes de empezar cada toma, normalmente con tan solo unos cuantos segundos (de 5 a 15 por ejemplo) es suficiente para eliminar sonidos indeseados, y creando un bucle del room tone tambien deberia ser suficiente para las tomas de diálogo. Como te hemos dicho anteriormente si cambiaras la posición del micrófono por ejemplo, tendrías un sonido diferente por lo que grabando antes de cada toma unos segundos de silencio (por ejemplo antes de la claqueta) te aseguras de que el room tone es el mismo de la toma de diálogo.

También es posible grabarlo antes o después de la toma, cuando no moleste al resto del equipo por ejemplo, si lo grabas con los mismos equipos que usaste en las tomas de diálogo y sobre todo con la misma configuración de la toma, es muy probable que pueda servirte, sin embargo puede variar un poco y quizas te haga falta procesarlo, ecualizando por ejemplo para que se parezca más a la toma original. La ventaja de hacerlo después es que puedes hacerlos mucho más largos, lo que puede servirle al montador de ambientes para reforzar la localización.

Es posible que también te hayas dado cuenta que si en la toma de diálogo hay largos pasajes de silencio entre los personajes también pueden servirte como un room tone, lo importante al final es que la edición sea imperceptible.

Esperamos que te haya servido ésta publicación, más adelante haremos otra de como utilizar el room tone de forma práctica en edición.


¿Estás pensando en comprar tu primer equipo básico de grabación de sonido para cortometrajes? En los siguientes enlaces de Amazon te dejo lo que en mi opinión es el equipo adecuado para empezar en el mundo de la grabación de sonido para cortometrajes.

Juan Pablo Amador

Máster en Cine y Televisión por la Universidad Carlos III de Madrid.
Comunicador Audiovisual por la Universidad de Salamanca.
Técnico Superior de Sonido, apasionado por la música la fotografía y el audiovisual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *